Crítica a "LA CORDILLERA": El poder y sus vericuetos del laberinto.

Lo mejor de este 4to. filme de SANTIAGO MITRE (36 años) es lo que reconstruye en nuestro pensamiento al salir de verla. Todo el mundo del poder en una cumbre latinoamericana.


Allí se teje las conspiraciones, las alianzas, de países y los secretos de todos contra todos. El universo sombrío de toda la historia.

Un episodio (no tan importante como uno supone) nos arrastra hacia la vida privada del presidente argentino, ubicado como clave de muchas miradas poderosas.

Hasta allí lo que se puede contar y de la tensión que se articula, con intriga, con mucho de psicológico en cada detalle, y aquí quizás sea mucho lo que sugiere y no tanto lo que sustenta.

Y lo que no es tanto pasa por otros detalles que no sostienen el cuerpo ambicioso de película que es y que se respira desde el primer minuto.

La fotografía de Javier Juliá, la puesta en escena, la captura de la ambigüedad en lo que se está pisando, allí están sus méritos.

La capacidad de sugerencia de la ambigüedad emergente del poder, como también del mal en su disquisición con el bien y del trabajo en la concepción de Karl Marx.

Y muchos enormes actores, sobre todo RICARDO DARIN, GERARDO ROMANO y luego DANIEL GIMENEZ CACHO, CHRISTIAN SLATER, PAULINA GARCIA.

Quizás la frialdad sea necesaria, el acartonamiento no parece tan necesario, por eso destaco a Darin y Romano, y algunas escenas irrelevantes que pueden dar clave de lo que no debiera dar clave malentendiéndolo como el sustento de la trama psicolóigica.

Hago un salvedad personal: en el tráiler me caía mal que en un reportaje un presidente hable del bien y del mal poniéndose en un lugar, quizás, de suficiencia.

Aquí se nota porqué se extrajo ese fragmento.

Siempre, en todo el filme, en tono de dualidad.

 



Texto: Víctor Languasco.

 

Ranking Yenny

  • Ficcion 
  • No Ficcion 
  • Música 
  • Pelis 
image preloader image preloader image preloader image preloader image preloader image preloader