Conocemos a: Raul Antonio Lovaglio

Se llama: Raúl Antonio Lovaglio. Lugar de Nacimiento: Concepción - Tucumán. Edad: 34 Años. A  Cargo de la Coordinación de Coros y Orquestas del Bicentenario.



¿Hace cuánto que está a cargo de la Coordinación de Coros y Orquestas del Bicentenario?
Desde julio de 2011

¿ Cómo llego a ese cargo?
Paso a depender de Políticas Socioeducativas (Antes dependía de Planeamiento y después Promedu) donde yo manejaba otras líneas de aportes para escuelas

En caso de que el GOBIERNO NACIONAL no pueda sostener económicamente este proyecto,  ¿ ud. cree que el GOBIERNO PROVINCIAL podrá hacerlo?
Hoy para la Provincia sería muy difícil poder afrontar económicamente el Programa, pero creo que en un futuro esto será posible.

¿ Puede dar DOS EJEMPLOS de PERSONAS que hayan sido beneficiadas artistica, social y humanamente con este proyecto?
Ejemplos hay muchísimos alumnos que encontraron su vocación, otros que hoy son profesores dentro del Programa y muchos que están trabajando afuera.
Raul Rodríguez, Joana Rodríguez, Martin Aguado, Mauricio Viveros ex alumnos de la Orquesta “Da Capo a Fine” hoy docentes del Programa
Ariel Medina, Pedro del Val, Emanuel Ferro ex alumnos de la Orquesta “Cuchi Leguizamon” hoy docentes del Programa 
Federico Luna, Juan Ruiz, Noelia Alarcon, Rodrigo Navarro, Joel Aiza, Baltazar Aguilera ex alumnos de la Orquesta “In Crescendo” hoy docentes del Programa 
Federico Luna consiguió una Beca para ir a estudiar a EEUU
Rodrigo Navarro esta en Japón becado


¿ Cuál es el objetivo mayor de COROS y ORQUESTAS DEL BICENTENARIO?
El Programa de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles para el Bicentenario tiene como objetivos mejorar el acceso de los niños, niñas y jóvenes a los bienes y servicios culturales; tender puentes hacia la reinserción de los jóvenes en la escuela; colaborar con la retención escolar; y estimular el contacto y el disfrute de la música.

El modelo colectivo de enseñanza musical posibilita vincular con la escuela a jóvenes que se encuentran fuera del sistema y colaborar con la retención de aquellos cuya permanencia se halla en situación de vulnerabilidad.

El acceso a los bienes culturales modifica ciertas conductas y hábitos, que se reflejan en el fortalecimiento de la autoestima, el aprendizaje del trabajo en equipo, la responsabilidad y la proyección hacia un futuro de realizaciones.